GRACIAS POR FORMAR PARTE DE "COMO UNA LUNA EN EL AGUA"

junio 20, 2009

SENTIR



Autora: Griselda Espiro



Renacer cada mañana


cual si bebiera eterna copa.


Elevarme azul y viento,


sentir fluir vivir.



Emancipar sin lides las horas


usurpándoles un minuto perfecto.


Sospecharte mío en un hálito nuevo,


sentir reír seducir.



Secar mis lágrimas grises


con tu pañuelo sin manchas.


Sosegar mi espíritu inquieto,


sentir sufrir asumir.



Allanar caoba la mirada,


fundir tu sombra con mi ego.


Sedienta de paz, orillar el olvido,


sentir morir huir.



Asirme a un vasto y propio silencio,


descorrer albores, salvar a Eros...


Besos, manos y alas,


sentir sentir sentir.

07/05/2002

8 comentarios:

ana dijo...

Porque al final lo importante es es sentir, y sentirse vivo.

Y ese renacer cada mañana, ese salvar a eros, preciosooooooo.

Un besitoooooooo, un placer haberte leído al ritmo de esa canción tan hermosa.

Caco dijo...

Hermoso Gricelda, es un placer leerte.... saludos!

GRISELDA ESPIRO dijo...

Ana, querida Amiga, GRACIAS! Escribí este poema hace 7 años ya, pero muchas veces me resuena en la mente: SENTIR SENTIR SENTIR... El día que no sienta habré muerto, no importa el precio, VIVIR ES SENTIR.

Celebro tu presencia y te saludo con un cálido abrazo. Que la vida te sonría con creces!!!

GRISELDA ESPIRO dijo...

Caco, el placer es tener un lector como tú.

Abrazos!

Romy dijo...

Amiga, simplemente como todo escrito que subis a este libro virtual para deleitarnos a todos con tu magia, aquí estoy acompañándote como siempre.
Sabes que te quiero muchisimo y que sos una personita muy muy importante para mi.
Abrazo de oso

GRISELDA ESPIRO dijo...

Romy, amorosa, GRACIAS POR SER INCONDICIONAL!

Vos también sos importante para mí, te mando mi cariño de siempre, nos veremos en estos días, sí?

Besos.

Griselda dijo...

Me gustó este poema, muy interesante tu blog, "tocaya".

GRISELDA ESPIRO dijo...

Hola, Griselda! Bienvenida, amo la zona donde vives, he tenido el gusto de ir varias veces a la Costa Atlántica nuestra. Quedas en tu casa, Amiga!

Un abrazo.